Medicamentos y embarazo: prescribiendo entre la necesidad y la seguridad

Con frecuencia, en nuestra práctica clínica diaria, nos encontramos con dudas sobre la seguridad de uso de algún medicamento durante la gestación. Aproximadamente cuatro de cada cinco mujeres embarazadas toman algún fármaco durante el periodo gestacional1.

¿Qué factores influyen en su seguridad?

El riesgo ocasionado por el consumo de un medicamento viene determinado principalmente por el periodo del embarazo en el que se consume este, por los cambios farmacocinéticos que se producen en dicho periodo y por la propia naturaleza del fármaco.

El periodo de la gestación durante el que se consume el medicamento influye tanto en la posibilidad de que exista riesgo, o no, como en la gravedad de dicho riesgo2. La tabla 1 resume la relación general entre los distintos periodos y el riesgo que ocasiona la toma de medicamentos.

Los cambios fisiológicos que acontecen durante la gestación pueden afectar los parámetros farmacocinéticos de los medicamentos, modificando su eficacia y su toxicidad. Así, la absorción suele estar ligeramente retrasada y aumentada, tiende a existir un aumento de la forma activa del medicamento y la eliminación se ve acelerada2,3.

La clasificación más extendida respecto a la teratogenicidad de los distintos medicamentos es la recomendada por la Food and Drug Administration de EEUU (FDA), que establece cinco categorías de riesgo (tabla 2)4, aunque dicha clasificación presenta algunas limitaciones, ya que no valora la frecuencia ni la severidad del efecto ni valora la experiencia clínica. De hecho, muchos medicamentos se sitúan en la categoría C.

A pesar de no ser una clasificación propiamente dicha, la European Medicines Agency (EMA) emitió en 2008 una serie de normas de evaluación de los medicamentos en relación con su utilización en el embarazo y la información que se debía recoger en la ficha técnica de fármaco5.

¿Dónde encontrar información al respecto?

En la práctica clínica diaria es difícil conocer la seguridad de todos los medicamentos. Por este motivo es útil conocer diferentes fuentes de información que permitan obtener dicha información de forma rápida y con garantías de veracidad. Destacar algunas:

  • Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (https://www.aemps.gob.es/). A través de la web podemos acceder a la ficha técnica del producto, que en su apartado 4.6 recoge la información relativa a la seguridad del medicamento durante la gestación.
  • Drug in Pregnancy and Breast Feeding (https://www.pertinatology.com). Además de contener información sobre la seguridad de los medicamentos durante el embarazo, permite el acceso a bibliografía relativa al tema.
  • Portal Drug Information (https://druginfo.nlm.nih.gov/drugportal/). Página web perteneciente a la National Library of Medicine de EE.UU., contiene gran información medicamentos,  incluyendo su seguridad durante el embarazo.
  • Guía terapéutica de semFYC (http://www.guiaterapeutica.net/). En el apartado de las fichas de los distintos medicamentos recomendados se incluye, en forma de icono, la seguridad de dicho medicamento en la gestación, siguiendo la clasificación de la FDA.
  • Fisterra (https://www.fisterra.com/). El portal contiene una base de datos sobre medicamentos con un apartado sobre su seguridad en el embarazo.
  • Servicio de Información Telefónica sobre Teratogenos Español (SITTE; teléfono 918222435): servicio de atención telefónica que, entre otros aspectos, facilita información sobre la seguridad de los medicamentos durante la gestación. Este servicio solo atiende las llamadas de las comunidades autónomas que lo apoyan económicamente.
  • OTIS MotherToBaby (https://mothertobaby.org/es/). Portal donde proporcionan información telefónica sobre el embarazo y la lactancia materna. Disponen de hojas informativas que contestan las preguntas más frecuentes. Están disponibles en inglés y español y se pueden descargar gratuitamente.

Por desgracia la información existente sobre la teratogenicidad del medicamento es limitada, debido a la no inclusión de estas mujeres en ensayos clínicos con medicamentos, además de sumarse la prudencia en las recomendaciones. Todo ello conduce a la existencia de variabilidad de información entre distintas fuentes de información sobre el tema.

¿Cómo actuar?

Dado los riesgos existentes, el manejo farmacológico de los distintos procesos debe realizarse con la mayor precaución posible. Existen una serie de recomendaciones generales que siempre deberían tenerse en cuenta:

  • Considerar a toda mujer en edad fértil como embarazada potencial en el momento de prescribir un fármaco.
  • Reconsiderar los fármacos consumidos con anterioridad en caso de existencia de embarazo.
  • Durante la gestación valorar alternativas no farmacológicas. Prescribir únicamente los fármacos absolutamente necesarios valorando de forma individualizada beneficios y riesgos potenciales.
  • Utilizar fármacos sobre los que existe experiencia validada sobre su seguridad. En caso de no ser posible, utilizar la alternativa farmacológica de menor riesgo potencial.
  • Evitar la utilización de nuevos fármacos sobre los que exista una menor experiencia sobre su seguridad en periodo gestacional.
  • Restringir, en lo posible, la prescripción de fármacos durante el primer trimestre de gestación.
  • Emplear la menor dosis eficaz y con la menor duración posible.
  • Evitar, siempre que sea posible, la polimedicación.
  • Informar a la paciente de los beneficios potenciales del tratamiento y los posibles riesgos en esta etapa. Informar también de los riesgos de la automedicación.
  • Vigilar la aparición de posibles complicaciones derivadas del tratamiento.
  • Tener en cuenta que existen situaciones de riesgo materno-fetal si algunas patologías no se tratan adecuadamente (asma grave, epilepsia, infecciones, etc.).

Bibliografía

  1. Lupattelli A, Spigset O, Twigg MJ, Zagorodnikova K, Mardby AC, Moretti ME, et al. Medication use in pregnancy: a cross-sectional, multinational web-based study. BMJ. 2014;4:e004365.
  2. Orueta R, López MJ. Manejo de fármacos durante el embarazo. Inf Ter Sist Nac Salud. 2011;35:107-13.
  3. Pariente G, Leibson T, Carls A, Adams-Webber T, Ito S, Koren G. Pregnancy-Associated Changes in Pharmacokinetics: A Systematic Review. .PLoS Med. 2016 Nov;13(11):e1002160.
  4. Food and Drug Administration. Pregnancy categories for prescription drugs. Food and Drugs Administration Bulletin. September, 1979.
  5. Committee for Medical Products for Human Use, Guideline on risk assement of medical products on human reproduction and lactation: from data to labelling. European Medicines Agency. London. 2008.

 

Ramón Orueta Sánchez. Especialista en Medicina Familiar y Comunitaria. Miembro del Comité Editorial de la Guía Terapéutica de la semFYC y del Grupo de Trabajo de Utilización de Fármacos de la semFYC.

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s