Presentación

La Guía Terapéutica en Atención Primaria Basada en la selección razonada de medicamentos (GT) de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria se editó por primera vez en papel en el año 2002 y  su web, que ha sido recientemente actualizada y modificada, se creó en 2005. Hoy, gracias a vuestro apoyo, a vuestras críticas y a vuestras propuestas iniciamos este blog.

Con él abrimos nuestra cocina, para explicar lo mejor posible los criterios de selección y las propuestas terapéuticas que proponemos en la GT para más de 400 problemas de salud propios de Atención Primaria.

Al igual que en la GT en papel y en su web, el objetivo de este blog es buscar, desde la máxima honestidad e independencia, unos contenidos prácticos que sigan mereciendo la confianza de todos vosotros y vosotras.

 

¿Para qué queremos seleccionar medicamentos?

La respuesta es clara: para ofrecer a los pacientes la mejor propuesta terapéutica existente a sus problemas de salud.

En primer lugar, los médicos debemos proponer un tratamiento en base a su eficacia. Pero esta razón, aunque necesaria no es suficiente y no podemos, por tanto, prescribir en función de este único criterio. Hoy en día, saber si un fármaco es mejor que nada tiene escaso interés práctico. Nosotros necesitamos saber también la utilidad real de un fármaco en medio de la inmensa oferta de medicamentos de los que disponemos para tratar un mismo problema.

Para ello la GT se elabora siguiendo el método de prescripción razonada de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

 

morter

El trabajo de cocina

Ante cada problema de salud distinguimos dos procesos diferenciados:

  • Proceso de selección. Se basa en el análisis comparativo de las diferentes alternativas farmacológicas y no farmacológicas existentes en nuestro entorno, teniendo en cuenta cuatro criterios esenciales:
  1. Eficacia. En la GT, la eficacia del fármaco propuesto se muestra con un grado de recomendación (GR) según los criterios de nivel de evidencia de la U.S. Agency for Health Care Policy and Research. Esta evidencia la recogen los farmacólogos clínicos de la Fundació Institut Català de Farmacologia.
  2. Toxicidad. Su conocimiento va ligado a la experiencia de uso y, por este motivo, la información que se tiene de la seguridad de los medicamentos nuevos es limitada. Algunos de ellos son aprobados a partir de estudios efectuados en unos miles de pacientes y durante un tiempo limitado para problemas de salud que afectan a millones de personas y que probablemente los recibirán durante años. El Comité Editorial considera prudente que antes de recomendar un nuevo medicamento se conozca bien su seguridad para determinar su lugar en terapéutica.
  3. Comodidad, entendida como el conjunto de propiedades que facilitan o dificultan el cumplimiento de los tratamientos (posología, vía de administración, etc.).
  4. Coste. Sin duda es un criterio importante de selección, dado que en nuestro país buena parte de los medicamentos se financian con fondos públicos.
  • Adecuación de la selección a las características propias del paciente. Consiste en considerar las circunstancias que podrían modificar la prescripción de la estrategia terapéutica de elección, por ejemplo: la falta de respuesta, interacciones, contraindicaciones, la gravedad de una determinada patología, la presencia de alguna otra patología concomitante, etc.

 

Independencia

Queremos resaltar que en la elaboración de la GT participan exclusivamente médicos de familia, y lo hacen independientemente de la industria. Esta independencia ha sido considerada, desde su inicio, un requisito indispensable para asegurar la confianza en las propuestas terapéuticas. En el blog seguiremos la misma línea editorial.

 Para el Comité Editorial es muy importante vuestra participación. En la introducción de la primera edición en papel se señalaba que «el acuerdo con los tratamientos propuestos será mayoritario o al menos esto es lo que pensamos. Pero también existirán desacuerdos. Nos complacería mucho que hicierais llegar a la semFYC vuestros puntos de vista, desacuerdos y propuestas de mejora».

En la web disponemos del apartado Contacto, pero en el blog esperamos facilitar mucho más vuestra participación sirviéndonos de los ejemplos, las discusiones y las propuestas concretas.

Muchas gracias a todos y a todas

 El Comité de Redacción de la Guía Terapéutica

5 pensamientos en “Presentación

  1. Los ensayos clínicos y los meta-análisis nos dan información sobre la eficacia de los medicamentos, pero esta eficacia normalmente está acreditada en términos generales: un porcentaje de respuesta, un promedio de mejora en determinados parámetros: información general que no nos permiten saber con certeza si el “fármaco eficaz” va ser beneficioso en nuestro paciente concreto.
    En el momento de la prescripción, no sabemos si nuestro paciente pertenecerá al porcentaje de individuos que presentan respuesta terapéutica o al porcentaje que no la presentan, no sabemos si el efecto terapéutico estará por encima, alrededor o por debajo del efecto promedio reportado en la literatura científica.
    Por tanto, tan importante -o más- como seleccionar el fármaco a priori más adecuado según la evidencia científica, las características del paciente, la situación clínica y el contexto será monitorizar y evaluar la respuesta terapéutica obtenida en cada paciente concreto, y luego comparar el efecto obtenido con aquello que pretendíamos conseguir al realizar la prescripción.

    Me gusta

    • Sin duda, estimado Enrique.
      Como bien saben nuestros lectores, la GT semFYC-FICF no sólo intenta ofrecer el mejor tratamiento de elección para cada problema de salud, sino que además ofrece en cada problema de salud el tratamiento de las circunstancias modificantes más frecuentes en Atención Primaria y entre ellas, la no mejoría del paciente, indicando en cada caso el grado de recomendación (GR).
      En este sentido en la 3ª edición de la GT también destacábamos el contexto en el que se produce la prescripción y añadíamos “Es fundamental comprender, tanto si se busca el mejor resultado para el paciente como la máxima eficiencia del SNS, que para obtener un determinado efecto beneficioso mediante una intervención es tan importante o más cuidar las circunstancias en las que se realiza la asistencia que la supuesta eficacia de la intervención en sí: buen seguimiento de los pacientes, condiciones adecuadas de trabajo, buena comunicación con los pacientes, supervisión de los tratamientos…”.
      Y en la 5ª edición, tal como tu comenta, decíamos: “La prescripción razonada propone, como herramienta básica, el seguimiento de los pacientes para valorar su evolución y la posibilidad de que el tratamiento pueda ser modificado o interrumpido si no resulta útil o si aparecen reacciones adversas. La posibilidad de retirada se ha de plantear desde el mismo momento de la prescripción y es un proceso continuo (prescripción-desprescripción) que debe adaptarse a cada persona y circunstancia. En estas decisiones, que implican no solo valorar el beneficio/riesgo, sino la posibilidad de cumplimiento del tratamiento por parte del paciente, es crucial la aceptación por parte de estos o de sus cuidadores. En este sentido, la adecuación del tratamiento no es una cuestión económica sino clínica y ética”.

      Agradecemos sinceramente tu comentario.

      Coordinadores del Blog GT

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s